No sé para qué es esto pero postié lo mas me gusta

martes, 21 de septiembre de 2010

¿La primavera? ¿Por los huevos?





Un 21 de septiembre alrededor de las 10 de la mañana me llaman de recepción y me piden que baje porque habían dejado algo para mí. Bajo y la chica de la recepción me dice: “¡Ah, Pau! Te mandaron flores”, miro y era un ramo enorme que tenia mas o menos diez tipos de flores diferentes, fácil. Estaba perfectamente envuelto con papel transparente tipo celofán y sobre ese papel lo envolvía una tela brillante tipo raso, ¡era divino! El moño era impresionante, hecho con cinta pero de tela, también hermoso. La verdad nunca había visto un ramo tan lindo y que sea para mí. Eso si, pesaba un montón. Estaba emocionadísima, y mientras buscaba una tarjeta o algo escrito que diga quien lo había enviado pensaba: “¡Ay! ¿Habrá sido JJ?, pero no es su estilo”, “¿será JJ?, pero si no es él, ¿quién iba a ser?”. En eso encuentro la tarjetita y leo: “Que tengas una hermosa primavera, Julián”. ¿Julián?, aclaro JJ no es Julián. ¿Quién era Julián?, pienso, pienso y me acuerdo de un compañero de la facultad del cuatrimestre anterior, ¡un pelotazo! Un pibe aburrido, que se notaba que generaba situaciones para encontrarse conmigo, bueno, un gil.

Que decepción tan grande sentí, era obvio que JJ no había comprado eso pero en el fondo esperaba una actitud así de él. Caro, la chica de recepción me dice,

-          ¿y Pau?, ¿quién te lo mandó?, ¿JJ?
-          No, no Caro, le dije, ¿vos soñás, nena?, ¿no viste como es JJ?
-          Y, lo vi, pero qué querés decir con ¿cómo es JJ?
-          Me las mandó un flaco de la facultad. Podría haber sido JJ y sumar un punto, ¿no?

Termino de decir esto y Caro me mira con cara de “que idiota sos Paula, de ese pibe no podes esperar nada”. Bueno, en realidad, no sé qué quiso decir Caro con su cara, ella solo lo conocía porque lo veía pasar, solo por un “Hola, Chau”.
Pero JJ con su actitud decía mucho más que con palabras. Es bajito, JJ por ser hombre, es más,  bastante bajito, siempre usó el pelo cortito, morocho aunque mi mamá siempre dijo que era rubio, en fin, mi mamá te discute ese tipo de cosas. Camina muy onda “compadrito” diría mi abuela, tiene los hombritos armaditos como haciendo “que me importa”, siempre con un pucho en la boca y eso si, era un tipo seco, no saludaba o si saludaba no te modulaba un “Hola” ni a ganchos, solo hacía un gesto con la cabeza como diciendo “si”, acompañando mueca que pretendía parecerse a una leve sonrisa. Esa era su respuesta ante un caluroso: “Hola JJ, ¿cómo estas?, ¿todo bien?”, solo un pequeño movimiento de cabeza, tipo los perritos esos que ponen los taxeros en el auto que siempre mueven la cabecita, para arriba y para abajo, ¿sabes cuales te digo? Si, JJ te movía la cabecita como esos perritos de los taxis y ese movimiento de cabeza significaba que te había escuchado el hola. Él por sí mismo jamás te decía un “Hola”. En fin, Carolina sólo conocía sus movimientos de cabeza y por eso lo vería como un flaco menos veinte, limitando con ser un desastre, creo yo.

Bueno, volviendo a aquel día de la primavera, la mirada de Caro me hizo tener una idea buenísima. Entonces le dije:

-          Caro, tengo una idea pero necesito que no digas nada.
-          Dale Pau, contá conmigo, pero ¿qué pensás?
-          La verdad es que tu cara me hizo acordar que JJ jamás me regalía algo así, bah, en realidad debe ser el único argentino que no consigue flores ni el día de la primavera ni el día de la mujer. Siempre me vende un bolazo de que cuando salió de la facultad ya no había flores, cualquier cosa me dice.
-          Pau, no sé que haces con él, vos sos tan simpática y él nada que ver con vos.
-          No te preocupes, yo tampoco se que hago con él.
-          ¿Y?, ¿qué pensaste?
-          Lo voy a hacer quedar para la mierda delante de todos. Pero para eso necesito que en la hora del almuerzo cuando esté sentada con él en el bar, me llames y me digas que pase a buscar algo que llegó para mí. Y recién ahí me das el ramo. Ahora escondé el ramo que si él baja a fumar no lo vea.
-          Ah, dale, dale, lo meto acá abajo. Che, que grande que es, le tengo que poner esta rueda de la silla encima, ¡lo hago mierda!
-          Pisalo, no hay drama. Gracias Caro y acordate, llamame cuando estemos almorzando.
-          ¡Fuma nena!

Llega la hora del almuerzo y en una mesa éramos seis, entre ellos estábamos JJ y yo. El resto eran de su sector porque yo me turnaba con otra supervisora para almorzar, así mi sector no quedaba solo. Con lo cual éramos los compañeros de JJ, JJ y yo.

Al rato de habernos sentado llama por el interno Caro al bar del laburo y voy hacia la recepción, como habíamos quedado.

En menos de un minuto vuelvo al bar con el gigantesco ramo de flores, lo miro a JJ con cara de enamorada y le digo:

-          Amor, ¡gracias mi vida! ¡Que hermosas flores, JJ! *Con cara de “me quiero matar” agrega*
-          Yo no te regalé nada.
-          Ay, dale, ¡si fuiste vos!
-          No Paula, tirá esas flores porque yo no fui el que te las regalo. *se acerca muy despacio, me empieza a hablar al oído lleno de odio, mientras me va agarrando del brazo con mas fuerza cada vez*
-          ¡Eu!, ¡pará!, ¡pará la mano!, ¿qué mierda te pasa?, Y el bracito no es necesario, soltame.
-          Decime ¿quién carajo te regaló esas flores de mierda? *me dice al oído*
-          ¿Qué?, ¿no fuiste vos?, ¿en serio me decís?, ¿cómo no fuiste vos? *pregunto con mi mejor voz de minita inocente y pelotuda*
-          Somos una pelotuda, Paula.

Me voy a mi sector con las flores, al toquecito viene JJ y me habla muy bajito al oído.

-          Punto número uno: Tirá esas flores. Punto número dos: ¿decime quién mierda te las regaló?
-          ¡Uy! odio cuando enumeras, eso me lo hacía mi mamá, nene.
-          No te hagas la enojada vos porque acá el que tiene que estar enojado soy yo, que quedé bien como un pelotudo adelante de todos. *él hablaba y yo empecé a sentir orgullo en el pecho y me dije a mi misma: “victoria mía, ¡lo logré! Logré por una vez que te sientas un pelotudo. Yo ya conozco esa sensación”*
-          ¿Para qué querés que te diga quién mierda me las regaló si no lo conoces? *ay, me hacía la canchera, ¡que placer!*
-          ¿Sabes qué? Anda pensando bien cómo mierda me vas explicar esto, pendeja. ¿Quién te lo regaló? Seguro que fue un boludo porque para comprar algo así hay que ser un flor de boludo.
-          ¿Para qué queres saber si a vos te chupa un huevo todo? El día de la primavera, el día de la mujer, el día de la chota nunca me regalas ni una flor arrancada y lo que es peor es que me mentís diciendo que no encontraste flores, como hiciste el año pasado, ¿tan boluda me crees? ¡Te las venden en todos los semáforos, nene!
-          ¿Querés saber por qué nunca te regalé una flor y nunca te la pienso regalar?
-          ¿Ni pensás regalar?, ¿ni pensás?, ¿y el día que tenga un hijo? Después de haber parido el chiquito, cuando esté semi muerta pos parto sosteniendo a nuestro hijo, ¿ahí tampoco me vas a regalar una flor?
-          Tampoco. Porque no hay nada que me parezca mas pelotudo que ver un chabón con una flor o con un ramo de flores caminado por la calle. A mí se me cae la cara de vergüenza, antes.
-          Sos un PE-LO-TU-DO, pero sos más pelotudo de lo que siempre pensé. Ay, dejame trabajar, nene. ¡Andá, andá!
-          Ahora me voy, pero no te hagas la boludita y pensá cómo me vas a explicar esto.
-          Andá, querés, andate, ¡ah! y ¡Feliz Primavera, mi amor!
-          Por los huevos me la paso, bien por los huevos me paso a la primavera, forra.

19 comentarios:

  1. "Por los huevos me la paso, bien por los huevos me paso a la primavera, forra." El mejor final..

    ResponderEliminar
  2. a ver: confieso jamas regale flores , por pose , por conviccion , por lo que sea nunca lo hice.
    Ahora desde la postura no regalo flores no te podes poner celoso en publico. Aunque se muera de bronca un duro no debe revelar sus temores asi de gratis. Si no para eso regalas las flores y listo

    ResponderEliminar
  3. Es verdad que da vergüenza andar con un ramo por la calle, pero eso se soluciona con un envío :)

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que si, claramente se entiende que ni vos supieras qué hacías con ese pibe, je.
    Cuando lo describiste, lo visualicé y me lo imaginé con terrible cara de pelotudo, ja. ¿Era o es así o estoy errada?...

    ResponderEliminar
  5. AJAJAJAJ. Que boludoooo! Me parece mal regalo las flores porque siempre me parecieron inutiles, pero la excusa que dio el es malisima jaja

    ResponderEliminar
  6. La puta madre. Escribí y me dio error. Ergo perdí lo anterior. Basicamente era que a ningún hombre le gusta andar por la calle con un ramo de flores pero hay fechas donde todos andamos con ramos y ahí no cuenta. Lo mejor de todo es la manera que tenías para sacarlo de las casillas. Me divierte lo contestataria que sos. Y lo de las flores fue una buena estrategía: no como la que hizo una en mi oficina que se autoenvió flores para levantarse la reputación.

    ResponderEliminar
  7. La puta... una vez me pasó algo parecido, nunca una flor. pero un día se apareció con un hermoso ramo y se lo dio a otra por su cumpleaños. Ves? Cuando quieren no son pelotudos a flores. (Sos muy graciosa para escribir)

    ResponderEliminar
  8. Boluuuuuuuuda , por un momento creí que las flores eran de JJ, pero no eran para vos,a raíz de como lo vengo conociendo a JJ, ya me lo hacía más boludo de lo que contás...

    ResponderEliminar
  9. Grosa, grosisiiima, nena! Buenisimo el relato!

    ResponderEliminar
  10. Pau, es increíble las cosas que una tiene que soportar por el sólo hecho de querer a alguien. Pero la verdad es que me alegro q tu presente no esté con JJ, porque ya le agarré mucha bronca sin conocerlo y todas nos merecemos tener a alguien que nos haga sentir vivas, y no q nos menosprecien todo el tiempo. Eso no está nada bueno. Un besote!

    ResponderEliminar
  11. Hummm, interesting read. You have the right wisdom and attitude. Wish you well.

    ResponderEliminar
  12. La verdad que por solidaridad masculina uno intenta buscarle una vuelta para defenderlo al flaco, pero hay situaciones como ésta en las que uno se queda sin palabras (y eso para un futuro abogado es COMPLICADO). Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Esto me hace acordar a un tremendo ramo de rosas blancas que le regale a una novia que tuve cuando ya me habia dejado...
    Para mi un hombre que anda por la calle con un ramo de flores es uno que tiene las pelotas bien puestas y que sabe hacer sentir a una mujer como se merece...
    Ya que tenia los hombritos formaditos podia haber utilizado su actitud para pasear ramos por toda la ciudad, pero bueh, JJ nos tiene acostumbrados a desaprovechar oportunidades...

    ResponderEliminar
  14. Pau:
    Yo te compro un campo en la pampa y lo lleno de flores solo para vos…eso si, después te doy hasta que la mona Jiménez encuentre quien le ha tomado todo el vino

    ResponderEliminar
  15. Uy paso a saludar como acabo de prometer en twitter y me encuentro que el mismísimo General le deja un comentario antes que éste. ¡Es grosa usted doña!!! ;)
    Volviendo al tema que me traía por estos lares, sinceramente te entiendo y admiro por haberlo aguantado a JJ (se me hace que es Juan Jose´, pero seguro no tan fachero como Camero.. ¡Uh me saltó la ficha de veterana! ejem..) pero también, aunque suene como consuelo de tontas, no es el único que tiene esa idea prehistórica de que queda como un boludo llevando flores, etc. etc.
    Son muchos los que piensan como él y somos muchas (YO en primer lugar) las que no recibimos flores ni un lastimoso "feliz día" para ningún aniversario o festejo.
    De hecho las únicas que recibo hace años son las que nos regalan los delegados en la oficina, unos claveles casi-marchitos que al otro día largan una baranda putrefacta. Sin palabras.
    O sea, para resumir: ¿JJ es un boludo-machista-antisocial? SI ¿El único? NO. Son una plaga los muy HDP.
    ¡Besos Pau!

    ResponderEliminar
  16. Bueno, bueno, bueno. no todos somos iguales. Todavía quedan romanticos como el Gral. Perón.
    1 - Comparto el sentimiento de verguenza que me produce llevar unas flores por la calle, siento un poco de escozor compartir sentimientos con JJ, aunque a diferencia, siempre crei que el que se animaba, más que boludo era corajudo (admito haber doblado a más no poder un ramo de flores en la mochila para no soportar el asedio de quienes "me observaban" por la calle, lo admito).
    - Tenía razón Carolina, JJ es - 20 puntos, como dice A.F., es "impresentable.
    3 - Tus post son grosos.

    ResponderEliminar
  17. A mi me mata que un idiota como JJ no sepa valorarte. Cuando vamos por unas cervezas???? Eso si...no sera cerca de casa....no puedo dejar de leerte...sos divinaaaa

    ResponderEliminar
  18. ..Soy Marga, amiga de Pau...! JJ es increible merece la pena de muerte!!!, pero no termina todo en JJ tiene una biblia de historias con otras personas, y en algunas estoy presente....

    Peron no la halagues tanto que se va creer EVITA!!!!!

    ResponderEliminar

Un Malaprendido de verdad, opina.

Se dice de mí.

Así dicen que soy, parece que soy la malaprendida, la que siempre hace "lo que quiere", la que anda con "mala yunta", la desobediente, la ingobernable, la caprichosa, la contestataria, la oveja negra, la enrosquera y cocorita que se cree muy "viva" pero que en realidad siempre termina perdiendo. Soy la que "siempre dá la nota". En fin, así dicen que soy. Esto quizás sea solo la mirada de algunos. Los que me conocen saben que soy demasiado normal.

Todos los derechos reservados. En caso de reproducción, solicitar autorización y citar la fuente. En ocasiones, este blog recurre a informaciones e imágenes disponibles en internet, si por alguna razón se encontrasen protegidas y deben ser retiradas, escribir al mail de contacto.

Muy buenos blogs, haceme caso y leelos. No te hagas el malaprendido conmigo