No sé para qué es esto pero postié lo mas me gusta

sábado, 30 de abril de 2011

Un post para mujeres, pero sobre hombres.

 
Lejos estoy de intentar, con este post, hacer una tipología sobre los hombres. No creo conocer tanto al género masculino. Sólo voy a contar lo que conozco, o aquello con lo que me enfrenté.

Sin más vueltas arranco. Acá va y que “se ponga el sayo a quien le quepa”.
El primer tipo de tipos que se me viene a la mente, quizás por la frecuencia con la que me los cruzo es:
El “falso colgado”, seguramente algún hombre te dijo algo parecido a esto: “¿Viste cómo soy?,¡soy re colgado! pero vos ¡estas hermosa como siempre!” Siempre alguna frase va acompañada por algún piropo, pero, claramente no se colgó nada, cuando quiso salir con vos no se colgó. Cuando quiso encontrarte te buscó, generó situaciones, por eso hubo buena onda y salieron. Solo él y dios, si es que existe saben, por qué cada tanto se “cuelga”. A ver, ¿qué sos, flaco? ¿una pc que te colgás?, ¡no me jodas! ¿de dónde carajo te colgas?. Bueno, bueno – como dando palmaditas en su espalda –  Cuando te descuelgues llamame.

Otra especie es el “pirata con corazón”.  ¡Ah! Ellos son un amor, sin duda alguna. En un principio no parecen “piratas” (dentro del termino “pirata” entra, para mi, el viejo y conocido por todas: “el mujeriego” y todo hombre que posee algún tipo de compromiso con otra mujer, ya sea esposo, novio, concubino o similar). El “pirata con corazón” se te acerca con un único fin. Piratearla con vos. Salir y garchar pero para esto el pibe elabora un plan, la labura, te hace el “trabajo fino” pero siempre afirma con énfasis su “soltería”. Más de uno le aporta algo de dramatismo y no habla de “soltería”, habla de “soledad”.
Pero, como no es un pirata común, cuando te conoce, ve que sos buena mina, le caes súper bien, charlando se da cuenta que venís golpeada por patéticas relaciones anteriores y es ahí cuando el tipo violentamente, clava los frenos.
Acto seguido a la primera y única cita: desaparece y si aparece cambia el tono de “te quiero garchar” por el de “sos una re buena mina”. Vos, no entendés nada y es lógico porque para vos, esa primera y única cita fue perfecta. Si te habla, lo hace con tono de: “esta todo bien”, pero de volver a salir, nada.
Vos, perdida. Seguro que no hiciste nada mal. Él solito se dió cuenta que si salen de nuevo te va a lastimar y le das “cosa”. Bueno, eso es lo que él y su gran ego creen. Quizás, después de una segunda salida, vos solita prefieras caminar con taco aguja por algún empedrado de Buenos Aires solo por el mero hecho de sufrir un poco menos que con él dos horas en un bar.
Este tipo de tipo es casi inofensivo porque no te lastima, no te rompe el corazón para decirlo poéticamente, pero confunde y como una ya viene confundida contribuyen al estado de confusión y eso, es realmente una cagada.
Una cosita más sobre el “pirata con corazón”. Son obvios, no sé si será genético, para tanto las neuronas no me dan. El tipo sigue tiroteando a toda minita que entra en su campo visual. Si es un contacto tuyo de facebook solo alcanza con ver el género de quién se hace “amigo”, si sólo suma mujeres, “lo dejo a tu criterio” como diría Karina Olga.

 También me he cruzado con el “quemaetapas”, este flaco además de quemar etapas te quema la bocha y eso es un problema.
A mí ya me quema la cabeza tener cuentas que pagar, me la queman en el laburo, me la quema mi mamá y me la quemo yo misma a diario. No necesito que nadie más se sume al quemado de mi cabeza. No chiquito, no me la quemes vos, por favor. El “quemaetapas” te deslumbra y te encanta desde el primer momento. Lo conociste, saliste y volviste a creer que quizás te podes volver a  enamorar. Es una picardía que estos hombres arruinen eso que esta todo bien, solo por ir a las chapas por la vida. 
El tipo manda muchos, pero muchos mensajitos de texto y si no respondes al toque, tenés un mail o un sms que te dice: “te estoy texteando, ¿qué te pasa?, ¿por qué no me respondes?”
¡Upalalá! ¿Qué te anda pasando nene? Ya vi los sms, pero mi dedo tiene una velocidad limitada como para responder tan al toque, ponele, o tengo a mi jefe al lado, o no tengo crédito, o no sé, ¡pará man! 
El "quemaetapas" te llama, te quiere ver todo el tiempo, quiere irte a buscar a la salida del trabajo o te pregunta a qué hora salís a almorzar: “así nos vemos, ¡dale!”. Lo peor es que, a cada no que te decis, o a cada excusa que vos ponés, él, sobre esa excusa te arma un plan. 

Es enloquecedor. Si le decís que no salís para almorzar, te propone pasarte a buscar a la salida del trabajo. Pero si salís más tarde, o tenés otra cosa que hacer después del trabajo, por ejemplo, ir al gimnasio, ¿qué hace él?, te arma un plan y ¡te dice lo que tenes que hacer! y detenidamente te dice que cuando salgas del gimnasio vayas para la casa así cenan juntos. 
Seguramente, el tipo te sigue gustando pero justo ese día que quiere almorzar o cenar con vos, te pusiste lo primero que encontraste en el placar y te sentís muy fea, no estas depilada, no sé, pero eso muchas veces pasa. Ni hablar que cuando una sale del gimnasio sale para atrás, cansada, despeinada y poco presentable porque chivaste. 
Pero, parece que él no entiende un simple “no”.
Aunque no le decís: “No, no voy a salir. Ninguna opción de todas las que me digas me va a gustar, solo porque hoy no quiero salir”, no le decis un no rotundo porque no es eso lo que querés, le apostas una ficha al flaco, lo querés volver a ver, pero no así, como a las corridas, recien nos conocemos quiero estar mínimamente bañada, ¿podrás con tu ansiedad, che?

No sé, al menos para mí, durante la primer semana que te conozco tanta insistencia la siento como demasiada. 
Él siempre tiene una peli o algo para hacer juntos en su casa, o, lo que es peor aún, te invita a su cumpleaños en el que están sus hijos a solo quinces días de conocerte.
Hasta que un día el ahogo pasa a ser tormentoso, gruñís cada vez que llega un sms de él y arrojas dos o tres puteadas al aire cuando llama a tu celular. Es en ese momento cuando aplicás corte, a tan sólo veinte días de conocerlo, pero ya sus hijos te agregaron al facebook, ¡es mucho!
Bueno, listo, claramente y a escasos días de conocerlo bajas el concreto mensaje de: “no te soporto más”, siempre con la delicadeza de una gacela, obvio. 
Lo mejor de todo, es que pasado un mes, más o menos de todo este episodio, el tipo se pone de novio. ¡Ahahahaha! ¡Saltó la nutria! No sabes estar solo, ¡era eso! Perfecto, que te acompañe otra, entonces.  

Les debo algún que otro “tipo de tipo” más, pero hoy, “hasta aquí llegó mi amor”.
El género masculino es hermoso, debo decirlo, son amigos increíbles, hermanos impresionantes, padres excepcionales y maridos, novios o parejas de la ostia.  

Pero quiero dejar algo bien en claro: los hombres son hermosos, solo cuando son hombres.


17 comentarios:

  1. Muy pero muy bueno!! El quemaetapas ya se quien es jajaja!!

    ResponderEliminar
  2. Me encantó.
    Deberías escribir sobre los hombres encantadores que no conoces.

    ResponderEliminar
  3. Una genialidad, como de costumbre. Hay muchos, muchos más tipos de tipos, asi que tendrás que escribir varios post sobre este tema ;)

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno Pau!
    el año que viene te quiero en la feria del libro firmando las confesiones de la Malaprendida. :)

    Beso,

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno Pau, me encantó el final ...solo cuando son hombres.

    ResponderEliminar
  6. Ayyyy que lindo post Paulita!!!!
    Amo a los hombres, son un mal necesario.

    ResponderEliminar
  7. Vi una frase por ahí arriba que me gustó mucho: el “quemaetapas”, este flaco además de quemar etapas te quema la bocha y eso es un problema. Genia!! Seguí escribiendooo :)

    ResponderEliminar
  8. Como siempre, impecable, nena!!
    Extrañé a JJ, lo reconozco y me molesta jaja!!

    Una de JJ o seran exclusivas del libro??? No nos hagas eso che! Jajaja!

    ResponderEliminar
  9. El Quemaetapas es un Quemagorra patetico y sin vida que nutre de tus energias!!
    Son los que "viven" de novios, pegoteados, cuando te lo sacas de encima quedas asexuada!! te quedas seca y asqueada!!

    ResponderEliminar
  10. MUY BUEN POST, NO ES AGRESIVO Y ES VERAZ, PERO Q LE VAMOS A HACER A UDS LES GUSTAMOS ASI, SINO NO NOS QUERRIAN Y ANDARIAN CON ESOS METROS SEXUALES Q GASTAN MAS EN TINTURA Q VOS Y TIENEN CREMAS Q VOS NI CONOCIAS, ASI Q,SUFREN PERO LES GUSTA, YA VAN A ENCONTRAR LO Q MAS SE LES PAREZCA A UDS Y VA A SER SU PRINCIPE AZUL, HASTA Q SE DEN CUENTA Q TAMBIEN SE TIRA PEDOS Y ES "HOMBRE"

    ResponderEliminar
  11. Empezaste hablando del que SIEMPRE me gusta a mí! jajaja, genia, como siempre Pau!
    besos!

    ResponderEliminar
  12. Siempre, de cada post, los comentarios, son lo mejor. ¡Gracias lectoras y lectores de LaMalaprendida!

    ResponderEliminar
  13. Malaprendida escribite algo sobre esos tipos 10 años mas jóvenes, o sea pendejos hermosos, que te cambian la cabeza y ya no ves nada igual que antes. Gracias por estar ahi

    ResponderEliminar
  14. Sobre el último comentario, escribo en base a mi experiencia. La parte de "te cambian la cabeza y ya no ves nada igual", esa te la debo, nunca me pasó. Cuando pme pase quizas la escriba. Abrazo y gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  15. jajaja muy buen post!!...este blog esta genial!! :D

    ResponderEliminar
  16. Holaaa Pauuu.. soy una de tus nuevas seguidorass! muy bueno el postt hay cada tipooo q podriamos pasarnos la vida escribiendo sobre ellos!... algunos definitivamente inentendibles ¿Por quéseran asi?...mucha verdaddd! la realidad supera a la ficción jajajaja los hombres ideales como en las películass no existeen!!... saludoss queridaaa !!

    ResponderEliminar
  17. Mientras leía pensaba en que no solo no están varios de los tipos con los que salí (sé que se te quedaron, quiero una segunda), sino que me faltan por conocer algunitos, no sé con cuántas ansías lo espero, pero bue...

    Me encantó. Muchoooo. Además eres muy chistosa, tienes una cierta forma, genial, de decir las cosas.

    ResponderEliminar

Un Malaprendido de verdad, opina.

Se dice de mí.

Así dicen que soy, parece que soy la malaprendida, la que siempre hace "lo que quiere", la que anda con "mala yunta", la desobediente, la ingobernable, la caprichosa, la contestataria, la oveja negra, la enrosquera y cocorita que se cree muy "viva" pero que en realidad siempre termina perdiendo. Soy la que "siempre dá la nota". En fin, así dicen que soy. Esto quizás sea solo la mirada de algunos. Los que me conocen saben que soy demasiado normal.

Todos los derechos reservados. En caso de reproducción, solicitar autorización y citar la fuente. En ocasiones, este blog recurre a informaciones e imágenes disponibles en internet, si por alguna razón se encontrasen protegidas y deben ser retiradas, escribir al mail de contacto.

Muy buenos blogs, haceme caso y leelos. No te hagas el malaprendido conmigo