No sé para qué es esto pero postié lo mas me gusta

viernes, 16 de abril de 2010

Música molecular.

Ayer grité, hacía mucho que no gritaba así, grité
durante dos horas y media.
Grité, salté, canté, salté, me reí, lloré y me volví a reír,
transpiré, transpiré un montón, después me sequé
pero me volví a transpirar.

Me olvidé de todo, pero recordé tanto.
Me desconecté de todo pero me conecté conmigo.

Eso solo lo logra él con su música “molecular” porque
penetra hasta en la fibra más íntima de mi ser.

Evidentemente hay cosas que debo hacer mas seguido. Say no more.

lunes, 12 de abril de 2010

Game over.


Así me quedé hoy, con la misma expresión que ese bebé. Con esa cara que no entiende por qué, pero que por algo va a llorar. Tengo la cara del bebé cuando le sacan algo que quiere, seria una cara de capricho porque no se cuánto hay de necesidad legitima en esa expresión. Creo que el deseo funciona así, lo querés cuando no lo tenés y si lo tenés mmmm como lo tengo mejor busco otra cosa, pones el deseo en otro lado. Pero si en el medio del proceso “lo quiero – lo tengo” te lo sacan no me diste tiempo a poner mi deseo en otra cosa ¿? Así no!
En fin, no se que tanto yo quería lo que ahora no tengo, pero mientras lo tuve no me cerraba, mientras lo tuve lo disfrute y lo disfrutamos y vaya a uno saber porque con lo que tenia (con lo que tenia para ofrecerme) no me conformé. Mierda! Si me hubiese conformado no estaría con estas raras sensaciones y si me hubiera conformado hace 10 años estaría casada con Hernán, en fin ODIO los verbos en tiempo “potencial”. Aunque uno no lo diga siempre cree que existe una posibilidad de que él acepte un cambio en las tacitas reglas del juego, supuestamente en este juego, estas con el flaco porque no te va mucho (en este juego) en este juego el tipo no te da para mas o no te copa demasiado. En mi caso si comienzo el juego es porque un mínimo de conexión debe haber porque sino ni un beso te doy y no me refiero a una conexión física, pienso en que como mínimo algo te tiene que atraer, con la atracción empieza el juego y nunca sabes donde termina…creo que el final de mi juego era predecible para muchos y me incluyo, pero hasta que el juego no termina no sabes el resultado.
Game over, y nadie dijo “insert coin, insert coin” no se si gane o perdí, siento que no gane y no se si perdí porque lo que perdí no lo quería mas para mi, no more! Quizá gane alivio, no sé…la sensación de incertidumbre no me gusta, no me hace bien y no la quiero. Un terreno mas seguro me gusta mas. Me apresuré y creí que estaba confundida ahora veo que no, porque no buscaba ir mas allá, se iba a agotar de todos modos. Igual me siento rara. La verdad no sé que quiero y eso angustia, pero, creo que me acerco a lo que quiero cada vez que defino lo que no quiero. Cuando uno dice no, se dice si a si mismo y se “hace un mimo” digámoslo así. Entonces gané, me gané un mimo y casillero mas cerca de definir lo que quiero. Igual sigo sintiéndome rara :S

jueves, 8 de abril de 2010

Dos dias en la vida nunca vienen nada mal.


35 años conmigo no son nada fáciles, son pura contradicción: porque soy la mal aprendida, la que siempre "dá la nota", la “contestataria”, la que siempre esta del orto, la "zurdita" con ropa Allo Martinez, la marxista que trabajó casi 10 años en McDonald’s, la que llora por todo pero también llora por nada, la nieta de la abuela Merce, la socióloga que se dedica al marketing publicitario, la "say no more" que toma clases de "perreo"... demasiada contradicción para mi metro y medio. …
Pero hay algo que se mantuvo intacto todos estos años y es que siempre quise ser, no, ser no, siempre quise hacer como Thelma y Louise. Si, eso de salir repentinamente con el auto medio sin rumbo, dejando todo colgado: laburos mediocres, parejas inútiles que inutizan la vida, ¿quién no soñó con colgar todo? Soñar con esa simple sensación de algo simple como puede ser la libertad. Sin embargo la libertad no es algo simple, es complejo y con solo la sensación de algún pequeño momento o de varios momentos juntos a mi me alcanza. Ya voy a salir así alocada con una amiga en auto, colgando todo aunque sea un fin de semana y quizás, si, quizás hasta me ponga un pañuelo como Louise!

¿WTF? ¿a qué jugabas cuando ibas al jardin de infantes?


¿Por qué me cuesta tanto pensarme diferente? bah, me cuesta porque cuando me pienso diferente, no puedo evitar sentirme “rara” y digo rara como sinónimo de diferente, distinta, loca, todo lo que escapa a la norma, a “lo normal”




En realidad (creo) que es el juicio de los “otros” lo que me hace sentir rara, loca, desubicada o diferente. Es el juicio de los otros y es el peso de los malditos mandatos sociales o familiares que todavía, a mis casi 35 años, no puedo terminar de romper. El peso de estos dictámenes (familiares, divinos, sociales, como te guste) nos impiden pensarnos a nosotros mismos como seres subjetivamente libres, pero libres de verdad, autodeterminados libremente. Por lo que sé en la construcción de la subjetividad intervienen dos procesos un proceso individual y uno colectivo (simplificando enormemente el tema, pido disculpas a mis profesores de facultad por mi “reduccionismo animal”).


En criollo, por las dudas, somos el resultado de lo que mamamos en casa (ahí se define nuestro “yo” según el resultado de nuestra batalla vs el Sr Edipo) a esto le sumamos el pasaje por el “colectivo social”, pasaje por la época que vivimos. Entonces yo soy = el resultado de mi batalla contra Edipo (te cuento que la batalla la perdimos todos los que mas o menos acatamos normas y estamos “socializados”, perder esa batalla eliminó en nosotros toda posibilidad de rebelión EXITOSA, y así nos hicimos dóciles, no hace sujetos [el vocablo no es casual, estamos “sujetos”] “domesticados”. Gracias Edipo, eh?!), vuelvo.
Yo = sujeto individuo dócil + sujeto histórico.
Cuando me planteo algo, cualquier cosa, un deseo por ejemplo, primero me proyecto como seria en relación a ese deseo y después tomo o no la decisión de satisfacer ese deseo. Decisión atada a mi conformación subjetiva. Digo: mis elecciones no las hago porque si, sino que son el resultado de lo que viví y mi viceversa.


Hasta acá todo bien, pero que pasa cuando ves que todos los valores (el sistema de valores y de normas) esta trastocado y no va con vos? O sentís que toda la realidad esta trastocada? puedo pensar, y sé que muchos lo piensan, que la trastocada soy yo, bueno no lo se!! Y el no saber me trastoca. Pero me trastoca mas que me cueste pensarme diferente, no puede ser (y eso me pone del orto) que a mi, que nunca compre la vida de Susanita, me cueste proyectarme en otro rol que no sea el de esposa y madre. No se si me cuesta proyectarme o imaginarme en otro rol, pero si se que me da terror proyectarme como no madre ni esposa. Pero mi terror tiene un origen y nace cuando en plena lucha contra Edipo o Electra me toca a mi por ser mujer, bue…en plena lucha por mi individualidad aparecen los regalos. Siii, regalos!! aparece el puto jueguito de te para jugar a las visitas, siempre acompañado de un hermoso bebe rubio, de cachetitos rosados y asexuado…y hacete cargo del jueguito, nena!!


Lo primero que te enseñan es a darle la mamadera (la teta no! a ver si le gusta y sale putona la nena! Hay que darle la meme) y te enseñan a hacerle arrorró al bebe. Cuando jugaba con algún varoncito del jardín de infantes, alguno que se atrevía a jugar conmigo que era muy mandona (podre flaco me debe estar puteando) el juego se desarrollaba así. Yo madre y esposa abnegada saludo al marido que se va a trabajar, el pobre pibe se iba a un rincón no se que hacia porque salía de la escena hogareña. Yo me quedaba en el centro de la escena hogareña, lavaba platos, cambiaba al bebe RUBIO siempre rubio y hacia la cena porque llegaba mi marido de trabajar en cualquier momento. En esa parte solía cagar a pedos a mi lúdico marido si tenia la osadía de volver de trabajar sin darme tiempo a mi de hacer la cena. Todo tiene un por qué, ven? Jodida yo?!
Que hermoso juego! Nada inocente, ojo, había elogios si le hacías correctamente el arrorró al bebe. Si, la abuela, mamá, tías y todos los presentes con “aplausitos” y voz de pelotudos te decían “muy bien la nena, a ver? cantale otra vez el arrorró al bebe?” y otra vez lo haces porque los elogios son siempre lindos y si vienen de papa y mama mucho mejor. Ahí el mandato y la puta satisfacción de satisfacer a otro (y cada vez que satisfago a otro me digo no a mi, tema que nos excede hoy).


Bueno, matemática pura: a este lastre que traigo de “casita” le sumo mi paso por esta época porque soy “social”, soy un sujeto social, soy yo en relación un colectivo social.
Ahora lo de trastocada va a cobrar sentido practico. Sin detalles que no suman demasiado, mi paso por esta época se resume en mi vivencia actual: amigas, todas contemporáneas mías, desesperadas por casarse y las dos palabras que mas resuenan en mi cabeza son “reloj biológico”. Mi mejor amiga repetidas veces me dice “ya no estas para perder el tiempo con ese tipo”. Ahora me tienen que importar los tiempos? La tensión que genera todo este tema del matrimonio y la maternidad es directamente proporcional a la edad. Tanto me insisten o ponen caras de espanto cuando ven mi parsimonia ante ni situación amorosa (amorosa CERO) + 35 años, que dudo y creo que estoy mal, trastocada…y entonces es verdad que “ya estoy grande para hacer estas pavadas”.


El miedo que me genera pensarme como no madre ni esposa radica en el miedo a estar construyendo una subjetividad corrida de la norma, porque, ¿sabes quienes son los que construyen una subjetividad propia, lejos de la norma? Los Anormales, siiii, los locos. Pero no digamos locos porque definir quien es loco y quien no es un quilombo y, viendo como estamos, si la cordura nos trajo hasta acá…me inclino a la locura. Bueno, pero mi tema es mas simple, cómo me veo o me proyecto de acá en 5 años sin ser madre ni esposa, no se, pero, a menos que llegue el príncipe azul y me elija a mi (y que una vez que me elija me acepte y tenga una paciencia de puta madre), la verdad no tengo puta idea de cómo seré a los 40…mmm…no están tan lejos mierda! Estoy grande tienen razón!




Es verdad, lo incierto da miedo, entonces que hacemos? parate del lado certero, nena!
Sigo el razonamiento y digo: para poder proyectarme de acá a 5 años me tengo que concentrar en aquello que seguramente si voy a ser (me paro del lado certero, sobre aquello que sé). Voy a ser feliz, seguro, porque me concentro en ser feliz (por eso no quiero novio ja!) porque busco ser feliz de maneras muy diversas, la mejor proyección de uno mismo es la que uno mismo se “auto” hace, sin plazos, ni vencimientos, disfrutando del trayecto porque si el trayecto esta bueno la meta llega sola, mi llegada debe ser el disfrute del camino. Solo haciendo me doy cuenta de lo que me gusta y cuando algo no me gusta con decisión mando a “papelera”, no soporto ni tolero cargas o mochilas que me impiden disfrutar de mi camino. Porque, como diría Fito, “lo importante no el llegar, lo importante es el camino”


Los zapatos aguja y las cosas complejas no las quiero mas, ya me complejicé demasiado, los zapatos aguja me ponen de mal humor y para compleja ya estoy yo (gracias mamá! Qué sería de mi analista sin vos?) entonces, me tengo que animar y tengo que seguir apostando y defendiendo la vida que hoy quiero vivir y “vamos viendo” pero sin culpa ni explicaciones a los que me cuentan los minutos de fertilidad que me quedan y, como diría Marce un amigo al que adoro muchísimo: “a coger que se acaba el mundo”.


Y vos, ¿a qué jugabas cuando ibas al jardín de infantes?

Se dice de mí.

Así dicen que soy, parece que soy la malaprendida, la que siempre hace "lo que quiere", la que anda con "mala yunta", la desobediente, la ingobernable, la caprichosa, la contestataria, la oveja negra, la enrosquera y cocorita que se cree muy "viva" pero que en realidad siempre termina perdiendo. Soy la que "siempre dá la nota". En fin, así dicen que soy. Esto quizás sea solo la mirada de algunos. Los que me conocen saben que soy demasiado normal.

Todos los derechos reservados. En caso de reproducción, solicitar autorización y citar la fuente. En ocasiones, este blog recurre a informaciones e imágenes disponibles en internet, si por alguna razón se encontrasen protegidas y deben ser retiradas, escribir al mail de contacto.

Muy buenos blogs, haceme caso y leelos. No te hagas el malaprendido conmigo