No sé para qué es esto pero postié lo mas me gusta

jueves, 8 de abril de 2010

Dos dias en la vida nunca vienen nada mal.


35 años conmigo no son nada fáciles, son pura contradicción: porque soy la mal aprendida, la que siempre "dá la nota", la “contestataria”, la que siempre esta del orto, la "zurdita" con ropa Allo Martinez, la marxista que trabajó casi 10 años en McDonald’s, la que llora por todo pero también llora por nada, la nieta de la abuela Merce, la socióloga que se dedica al marketing publicitario, la "say no more" que toma clases de "perreo"... demasiada contradicción para mi metro y medio. …
Pero hay algo que se mantuvo intacto todos estos años y es que siempre quise ser, no, ser no, siempre quise hacer como Thelma y Louise. Si, eso de salir repentinamente con el auto medio sin rumbo, dejando todo colgado: laburos mediocres, parejas inútiles que inutizan la vida, ¿quién no soñó con colgar todo? Soñar con esa simple sensación de algo simple como puede ser la libertad. Sin embargo la libertad no es algo simple, es complejo y con solo la sensación de algún pequeño momento o de varios momentos juntos a mi me alcanza. Ya voy a salir así alocada con una amiga en auto, colgando todo aunque sea un fin de semana y quizás, si, quizás hasta me ponga un pañuelo como Louise!

Se dice de mí.

Así dicen que soy, parece que soy la malaprendida, la que siempre hace "lo que quiere", la que anda con "mala yunta", la desobediente, la ingobernable, la caprichosa, la contestataria, la oveja negra, la enrosquera y cocorita que se cree muy "viva" pero que en realidad siempre termina perdiendo. Soy la que "siempre dá la nota". En fin, así dicen que soy. Esto quizás sea solo la mirada de algunos. Los que me conocen saben que soy demasiado normal.

Todos los derechos reservados. En caso de reproducción, solicitar autorización y citar la fuente. En ocasiones, este blog recurre a informaciones e imágenes disponibles en internet, si por alguna razón se encontrasen protegidas y deben ser retiradas, escribir al mail de contacto.

Muy buenos blogs, haceme caso y leelos. No te hagas el malaprendido conmigo