No sé para qué es esto pero postié lo mas me gusta

lunes, 12 de abril de 2010

Game over.


Así me quedé hoy, con la misma expresión que ese bebé. Con esa cara que no entiende por qué, pero que por algo va a llorar. Tengo la cara del bebé cuando le sacan algo que quiere, seria una cara de capricho porque no se cuánto hay de necesidad legitima en esa expresión. Creo que el deseo funciona así, lo querés cuando no lo tenés y si lo tenés mmmm como lo tengo mejor busco otra cosa, pones el deseo en otro lado. Pero si en el medio del proceso “lo quiero – lo tengo” te lo sacan no me diste tiempo a poner mi deseo en otra cosa ¿? Así no!
En fin, no se que tanto yo quería lo que ahora no tengo, pero mientras lo tuve no me cerraba, mientras lo tuve lo disfrute y lo disfrutamos y vaya a uno saber porque con lo que tenia (con lo que tenia para ofrecerme) no me conformé. Mierda! Si me hubiese conformado no estaría con estas raras sensaciones y si me hubiera conformado hace 10 años estaría casada con Hernán, en fin ODIO los verbos en tiempo “potencial”. Aunque uno no lo diga siempre cree que existe una posibilidad de que él acepte un cambio en las tacitas reglas del juego, supuestamente en este juego, estas con el flaco porque no te va mucho (en este juego) en este juego el tipo no te da para mas o no te copa demasiado. En mi caso si comienzo el juego es porque un mínimo de conexión debe haber porque sino ni un beso te doy y no me refiero a una conexión física, pienso en que como mínimo algo te tiene que atraer, con la atracción empieza el juego y nunca sabes donde termina…creo que el final de mi juego era predecible para muchos y me incluyo, pero hasta que el juego no termina no sabes el resultado.
Game over, y nadie dijo “insert coin, insert coin” no se si gane o perdí, siento que no gane y no se si perdí porque lo que perdí no lo quería mas para mi, no more! Quizá gane alivio, no sé…la sensación de incertidumbre no me gusta, no me hace bien y no la quiero. Un terreno mas seguro me gusta mas. Me apresuré y creí que estaba confundida ahora veo que no, porque no buscaba ir mas allá, se iba a agotar de todos modos. Igual me siento rara. La verdad no sé que quiero y eso angustia, pero, creo que me acerco a lo que quiero cada vez que defino lo que no quiero. Cuando uno dice no, se dice si a si mismo y se “hace un mimo” digámoslo así. Entonces gané, me gané un mimo y casillero mas cerca de definir lo que quiero. Igual sigo sintiéndome rara :S

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un Malaprendido de verdad, opina.

Se dice de mí.

Así dicen que soy, parece que soy la malaprendida, la que siempre hace "lo que quiere", la que anda con "mala yunta", la desobediente, la ingobernable, la caprichosa, la contestataria, la oveja negra, la enrosquera y cocorita que se cree muy "viva" pero que en realidad siempre termina perdiendo. Soy la que "siempre dá la nota". En fin, así dicen que soy. Esto quizás sea solo la mirada de algunos. Los que me conocen saben que soy demasiado normal.

Todos los derechos reservados. En caso de reproducción, solicitar autorización y citar la fuente. En ocasiones, este blog recurre a informaciones e imágenes disponibles en internet, si por alguna razón se encontrasen protegidas y deben ser retiradas, escribir al mail de contacto.

Muy buenos blogs, haceme caso y leelos. No te hagas el malaprendido conmigo